Año: XXX
Autor(es): Rosario Chávez y Sergio Michel
Editora Norte – Sur


El silencio interior no sólo es un recurso de los practicantes de la meditación para transitar del desasosiego al disfrute de la solitud y de la vida… el silencio es también un requisito para caminar al encuentro profundo con el otro ser humano al que a veces no podemos escuchar porque nuestra cabeza está llena de voces que interpelan, corrigen, contraatacan, opinan, juzgan, interpretan, se justifican… Parece tan sencillo enfrentar con éxito los problemas interpersonales pertrechados con la consigna de: comunícate, escucha, dialoga… ¡Qué conflicto en un nivel profundo no es un asunto de relación humana? El comunicarse con el otro, sin embargo, va mas allá de una fórmula; no se logra intentado seguir a pie juntilas las regalas de la retroalimentación asertiva, de la escucha activa… En los intentos de comunicarme con otro ser humano de pronto el gran ausente es ese “algo” capaz de hacer la gran diferencia: la capacidad de callar, de verdaderamente silenciar la mente.

BACK